loshijosdebora

Bienvenidos a la Galaxia Futbol, donde merodea la progenie de Velibor Milutinovic

Morelia 0-1 Pumas. Chispa Velarde, ¿lateral o volante?

leave a comment »

En la pasada victoria de los Pumas ante Morelia (0-1, gol de Villa al 70′), el experimentado Efraín “Chispa” Velarde (Ciudad de México, 1986) jugó no como defensa lateral izquierdo –su posición “natural”, por decirlo de alguna manera– sino como volante interior por izquierda, posición descubierta y explotada por Memo Vázquez.

Chispa dedica su gol a Sofía, su hija.
Gol al 25′, contra Monterrey, sus clientes habituales (3 de agosto de 2011). Marcador final: Pumas 2-1 Mty.

El parado táctico del técnico interino Toño Torres Servín para el partido disputado en el estadio Morelos fue el comúnmente utilizado 4-4-2; no obstante, la inclusión del Güero García en la zaga devino en el cambio natural de Luis Fuentes al costado izquierdo (no está de más recordar que Fuentes es zurdo y el Güero diestro). La consecuencia obvia es ubicar por delante de Fuentes al también zurdo Chispa Velarde. El parado resultante es el siguiente:

Chispa por delante de Fuentes (imagen tomada de mediotiempo.com)

La posición no es desconocida para Chispa. Ya dijimos que Memo Vázquez la usaba: en un sinfín de ocasiones, sobre todo cuando Chispa corría cerca del área técnica de Memo, pudimos escuchar al ahora timonel del Frustra Azul gritarle a Velarde: “¡Chispa! ¡Pide y encara! ¡Pide y encara!” Lo que descubrió Memo fue que en la transición ofensiva Chispa tiene más habilidad que Fuentes, especialmente en cuanto a encarar al defensa se trata. Antaño ocurría algo similar, sólo que la llegada de Chispa a línea final se debía al esprint de sus mocedades, el cual, hay que decirlo, ya no es el mismo pese a sus 26 años (no está de más recordar que debutó con gol el 15 de mayo de 2004, es decir lleva poco más de 8 años siendo titular indiscutible: 214 partidos en total; 212 de titular; 18,848 minutos de juego; 5 goles y sólo una expulsión. Info aquí).

La decisión de Torres Servín de adelantarlo fue, desde nuestra opinión, muy acertada: los Pumas tuvieron mucho más llegada que en los partidos con Del Colmo, e incluso ante Monarcas la ofensiva por izquierda fue más fructífera que por derecha, en donde cualquiera habría esperado que el medallista olímpico Javier Cortés tuviera más acciones que Chispa. La realidad fue otra. Cortés no tuvo un buen partido; tanto así que sus compañeros lo notaron: el pase de salida de Romagnoli iba siempre hacia la izquierda o hacia el centro (Bravo o Villa) para después descargar hacia Chispa. Funcionó muy bien la estrategia aunque la superioridad nunca existió; fue más bien un partido parejo, con muchas llegadas de ambos lados. Lo que cambió fue que Pumas tuvo llegada, cosa que se nos estaba olvidando con Del Colmo. ¿A qué podemos atribuírselo?

Algo que de inmediato se notó tanto en el partido de copa contra Xolos (2-2, empate de Xolos de último minuto, más por una genialidad ofensiva que por un error de Pumas) como en el de liga contra Morelia fue la convicción de Torres Servín de salir jugando. La órden de Del Colmo era despejar a como fuera lugar (“para eso está Villa, para pelear el pelotazo”, creía firmemente el Jaibo) mientras que Torres Servín prefirió tocar con sencillez. Pikolín portero en sus saques de meta recurría al pase raso; al hacer esto el balón pasa indefectiblemente por los pies del veterano Romagnoli, a quien del Colmo lo usaba sólo a la defensiva: recuperar y nunca desdoblar, pues la salida al pelotazo de Del Colmo obviamente lo techaba. Al dar el pase de salida, Romagnoli tuvo más opciones con Chispa como volante interior; si no de pase directo, sí con la intermediación de Jehú Chafas, quien, como todos sabemos, tiene que descargar rápido dadas sus carencias ofensivas (pronto nuestro hashtag #JehúALaBanca se volverá realidad: Jehú regresará a calentar la banca, que es donde pertenece, y Cabrera llegará a darle aún más movilidad a la salida y al ataque).

A pesar de que sólo hemos visto un partido con Chispa en esa posición, Los hijos de Bora creemos que por el momento es el parado más efectivo para unos Pumas incisivos, veloces y sólidos (tanto al ataque como a la defensa). Claro que esta opinión se deriva del hecho de que nuestro querido Zurdo Morales no ha recuperado del todo su nivel, y sabemos que pese a todos los gritos y exigencias de la afición por tenerlo en el once titular esto no va a ocurrir (al menos que el brujo Capillo nos salga con un domingo siete). A falta de Zurdo, pues, Chispa.

Por último, queremos destacar que cuando Chispa se incorpora al ataque ha anotado goles de palomita, por no hablar de sus asistencias tanto áereas como rasas. Aquí les dejamos el gol que metió el día de su debut con Hugo Sánchez (son muy pocos los que debutan con gol), mismo que le dio la victoria a los Pumas 3 por 2 contra Moterrey. ¡Venga Chispa!

Y aquí, en la vuelta de los cuartos de final (Clausura 2011)… también contra Monterrey:

Anuncios

Written by Los hijos de Bora

septiembre 3, 2012 a 12:43 pm

Publicado en Pumas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: