loshijosdebora

Bienvenidos a la Galaxia Futbol, donde merodea la progenie de Velibor Milutinovic

La interna de la 12: mafia, futbol y política…

leave a comment »

“Dicen que tengo que ver con Macri, pero no es así”, jura Di Zeo. “Trabajé para el kirchnerismo”, aclara. 

Boca Juniors vs. Atlético  Rafaela, 30  de octubre 2011

Algo insólito sucede en la Bombonera, domingo, 18.10, todo normal, el azul y oro se desborda por el caminito de Gardel y de los inmigrantes genoveses que hicieron de las dársenas su paraíso indiano, pero … adentro del estadio hay dos cúmulos de barras bravas, uno detrás de cada portería, en la segunda bandeja de las cabeceras, que reclaman ser la única y legítima Número 12; una, detrás de la tribuna habitual, la que da a Casa Amarilla, comandada por Mauro Martín -que tomó las riendas de la mítica barra después del encarcelamiento de Rafel Di Zeo en 2007-; la otra, la de Di Zeo, que se coloca en la tribuna que da al riachuelo (antes la de los visitantes) y que  se proclama única heredera de la barra del Abuelo, José Barrita, uno de los capos más famosos de la historia del futbol argentino. José Barrita el Abuelo, es el epítome del barra que vio todas las películas del Padrino y se creyó Don Corleone, hombre vamos, que fue el que vio a Maradona campeón en Boca, el que entró al vestidor del equipo que se consagró campeón en el 81 y que amenazó a todos los jugadores con “el quilombo que se iba a armar si Boca no salía campeón ese año…”, el que institucionalizó el poder de la 12 a nivel continental, el que hizo de Boca una industria folclórica y nacional… Rafael Di Zeo fue su entenado, ahora está libre, tiene el apoyo de la Kirchner y de muchos dirigentes “pesados” y está de vuelta. Es una figura pública que firma autógrafos y se toma fotos cuando jamás pateó una pelota para Boca. Se dice que durante los primeros meses de su encierro lo visitaron Martín Palermo, Rodrigo Palacio y Pablo Migliore, jugadores símbolo de los Xeneizes. Que daba órdenes desde la prisión y que confió en “el pibe” que ahora lo confronta: Mauro, su antiguo brazo derecho, el puñal que lo acecha con el tiempo…

Antes de las elecciones del 23 de octubre (en las que Cristina Kirchner arrasó) prohibido… Después… “volvé y armá lío”… Un enjambre, Boca es escenario de las disputas políticas nacionales, las barras, síndrome del futbol argentino, reproducen las tensiones y riegan la parcela del conflicto, donde lo tribal y colorido pasa a segundo plano y donde los entretelones del poder se adueñan del “carnaval y de la fiesta”, que es el bluff -muy seductor- de toda barra… Boca está a pocas fechas de consagrarse campeón y la pelea interna de su barra brava se ha encargado de empañar la gesta deportiva. Riquelme les pidió que bajaran de tono, el gobierno federal -en su natural ejercicio de simulación- prohibió a los cabecillas acercarse a 500 metros de donde juegue Boca, pero la trama política es innegable, los Macri, los Kirchner, los dirigentes, los barras, los periodistas y sus preferencias, la policía y sus negocios, todos juegan…

Para más información:  http://www.clarin.com/deportes/futbol/interna-barra-supera-tribuna-politica_0_583741750.html

un reportaje de Enrique Gastañaga en el diario Clarín de Argentina.

Apéndice: Excesos maradonianos

Anuncios

Written by Los hijos de Bora

noviembre 10, 2011 a 11:59 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: