loshijosdebora

Bienvenidos a la Galaxia Futbol, donde merodea la progenie de Velibor Milutinovic

Sexo y futbol: entendiendo a Javier Cortés, David Cabrera y Marco Fabián.

leave a comment »

Una de las comilonas del verano futbolístico fue el escándalo suscitado en la concentración de la selección mexicana sub 22, la cual participaría en la Copa América, a raíz de que los jugadores habían armado una parranda con prostitutas locales, contratadas e introducidas al hotel por el utilero del equipo. El desliz trajo consigo una dura sanción para ocho de los participantes en la juerga, titulares indiscutibles, que incluyó no jugar el torneo en puerta y una inhabilitación de seis meses para ser convocados con cualquier representativo nacional, la cual siguen purgando.

Posteriormente a la noticia inicial, salió a la luz pública un robo de pertenencias que se había registrado en las habitaciones de los jugadores. El equipo denunció, y el hotel se defendió utilizando los videos de las cámaras de seguridad para mostrar que los propios jóvenes deportistas habían introducido sexoservidoras a sus cuartos, lo que seguramente había traído consigo el hurto. En ese momento es cuando se hace el “descubrimiento” ya comentado, y como Luis Fernando Tena no tenía el mas mínimo manejo del vestidor ni de la situación (ni del equipo, como se pudo observar en la peor participación de México en su historia en copas América) la información se filtró a la prensa.

Reconquistando a la niña...

Este episodio nos remite a un tema que muchas veces pasa inadvertido entre los aficionados, mas no en los vestidores: los jugadores, como jóvenes atletas de alto rendimiento, tienen necesidades carnales, sobre todo tras los largos confinamientos tan característicos en vísperas de competiciones internacionales. Ello plantea un asunto estratégico para el cuerpo técnico, ya que para rendir en la cancha es necesaria la estabilidad grupal y emocional, que incluye atenuar de alguna manera aquellos impulsos sexuales que de no ser atendidos amenazan con convertirse en pifias sobre el césped. Es un secreto a voces que muchas veces se recurre a la prostitución, lo que llega a colocar en dilemas morales a aquellos jugadores que puedan sentir algún remordimiento, aunque en la mayoría de las ocasiones triunfe la hormona sobre la norma. Según Marco Fabián, basta con pedir perdón de una forma original.

Toni Schumacher, emblemático portero de la selección alemana durante la década de los años ochenta, era una persona de agrio temperamento que bajo los tres palos parecía sufrir serios problemas existenciales, contados en algunos fragmentos de su libro Silbatazo Inicial. Recordado a la sombra de la gloria de Maradona, de quién padeció su talento en la final del mundial 86, el arquero alemán pasó a la historia por una acción que no es muy propia de su posición: una tremenda falta en los cuartos de final de España 82 sobre el delantero francés Batistton, al que le rompió tres costillas.

La misma frialdad que tuvo para permanecer indiferente después de herir al rival es análoga a la desfachatez con la que escribe en su libro sobre temas como el dopaje y el sexo, en el que plasma reflexiones que nos acercan a los dilemas carnales del jugador de fútbol en las concentraciones. Citado por Juan Villoro en su ingeniosa prosa futbolística contenida en Dios es redondo, a continuación se reproduce textualmente lo dicho por Schumacher, cuya propuesta “es un peculiar remedio de amor para hombres solos, ordenado a manera de teorema”:

Conocedor de los entretelones del balón.

1) Un jugador no necesita el sexo a todas horas.

2) Se puede pensar en otras cosas además del sexo, “No somos gorilas”.

3) Los mundiales duran demasiado.

4) Es una ofensa invitar a las esposas sólo para usarlas como objetos sexuales.

En consecuencia, 5) Exigir abstinencia sexual durante muchas semanas es atentar contra la naturaleza. La solución objetiva es contratar sexoservidoras.

Anuncios

Written by Los hijos de Bora

octubre 17, 2011 a 11:33 pm

Publicado en Hitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: